lunes, 6 de octubre de 2014

MUSEO DEL PRADO: GOYA


- La maja vestida
- La maja desnuda

- El quitasol
- La gallina ciega

- Las cantareras
- El cacharrero

- La vendimia
- Perro semihundido

- Riña de gatos


8 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad y cómo impresionan al verlos en el Museo!.
    Enhorabuena y gracias por mostrarlos.
    Un abrazo.
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ti, Lucía, por visitar siempre el blog y por tus comentarios.
      Efectivamente, algunos impresionan al verlos al natural.
      Un abrazo

      Justa

      Eliminar
  2. Cuac cuac

    Bonitos de verdad. Algún día he de vencer la pereza que me dá el ver la fila de cientos de personas que esperan para entrar al museo y me pondré yo en ella (aunque sólo sea por la tienda de recuerdos del museo........)
    Alazos. Pato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? los marcapáginas también nos acercan al arte, porque seguro que ya dentro visitarás alguna sala. Si lo haces, supongo que verás las salas de Velázquez y Goya, pero no dejes de visitar las de los pintores flamencos ( El Bosco, Jan van Eyck, Bruegel, etc) Ya me dirás.
      Un abrazo

      Justa

      Eliminar
  3. Tengo alguno, no todos. Me traen muy buenos recuerdos porque, si no me equivoco, respiran antigüedad y ahora no los hacen con este acabado en el pie del marcapáginas.

    Geniales!

    ResponderEliminar
  4. Estupenda entrada. Creo que ya había visto algunos de estos mps en no sé que blog. Aparecía también el del " Perro semihundido" que me encanta.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos el mismo gusto, Marisiña.
      Biquiños

      Justa

      Eliminar
  5. Efectivamente Chelo, el pie de mps es de los que respiran antigüedad, por eso son tan queridos para mí los de El Prado con ese pie. Son de los primeros de mi colección, y solamente he regalado uno de las Meninas, para mí muy especial, a una persona muy querida y que sé lo sabe apreciar. Otros pensarán ¿y qué les verá? Bueno, los mps también arrastran historias y recuerdos ¿no?
    Un biquiño

    Justa

    ResponderEliminar