lunes, 22 de mayo de 2017

SEVILLA


 La Giralda (mps troquelado). Al lado, la Giralda con la catedral.

 La Torre del Oro
 Mujeres en la Feria de abril, con vestidos de flamenca. Al lado marcapáginas artesanal.

"A bailar", con imágenes de la Feria de abril.

Mi agradecimiento a Lucía, sevillana marcapaginera.


domingo, 21 de mayo de 2017

FLORES

Al lado de cada marcapáginas, la pintura completa.

 Adelheid Dietrich

 Fredéric Bazille

Hans- Simon Holtzbecker

Flores abriendo

Con mi agradecimiento a Lucía.

jueves, 18 de mayo de 2017

LAS HERMANAS BRONTË


Marcapáginas brasileños de tres obras de las hermanas Brontë.

   En la Inglaterra del siglo XIX, en una sociedad donde el papel de la mujer estaba muy delimitado, nacieron las hermanas Brontë. Charlotte (1816), Emily (1818) y Anne (1820), que se propusieron luchar contra su tiempo y dedicarse a la literatura, un campo vetado por aquel entonces a las mujeres. 

   En 1843 aparecieron tres obras que fascinaron a los lectores: Jane Eyre, de Charlotte; Agnes Grey, de Anne  y Cumbres borrascosas de Emily. Atravesada por pasiones incontroladas y una atmósfera romántica y sobrecogedora, esta última se ha convertido en un clásico de la novela gótica.

Villette,  de Charlotte, se publicó en 1853.


"Una niña en un hogar de personas adultas se suele volver una silenciosa observadora, apreciando las maneras de la señora Bretton, que había enviudado quedando a cargo de un hijo, antes de que yo la conociera, habiendo muerto su marido, un médico, mientras ella aún muy joven y hermosa.
Ya no era tan joven, como la recordaba, pero todavía permanecía esbelta, y a pesar de su tez un tanto oscura para una inglesa, sus mejillas estaban adornadas por la claridad de la salud y sus hermosos ojos negros mostraban una gran y alegre vivacidad. Su hijo tenía unos penetrantes ojos azules y un largo cabello áureo. Había hererado de su madre el fino perfil, sin embargo, se adivinaba también la promesa de su elevada estatura, porque aún no estaba completamente desarrollado y la posesión de una salud y un espíritu sin mácula, que es la mayor de las fortunas.
En el otoño del año..., mi madrina había reclamado a mis parientes que fijara mi residencia de forma permanente en Bretton. Creo que ella podía vilumbrar la sombra de acontecimientos que yo apenas podía adivinar, a pesar de la leve sospecha que imbuyera en mi ánimo una tristeza irresoluta, haciéndome feliz el cambio de escena y sociedad.
"



Cumbres borrascosas, de Emily,  1843.




"-Pues soñé -dijo- que estaba en el cielo, que comprendía y notaba que aquello no era mi casa, que se me partía el corazón de tanto llorar por volver a la tierra, y que, al fin, los ángeles se enfadaron tanto, que me echaron fuera. Fui a caer en medio de la maleza, en lo más alto de Cumbres Borrascosas, y me desperté llorando de alegría. Ahora, con esa explicación, podrás comprender mi secreto. Tanto interés tengo en casarme con Edgar Linton como en ir al cielo, y si mi malvado hermano no hubiera tratado tan mal al pobre Heathcliff, yo no habría pensado en ello nunca. Casarme con Heathcliff sería rebajarnos, pero él nunca llegará a saber cuánto le quiero, y no porque sea guapo, sino porque hay más de mí en él que en mí misma. No sé qué composición tendrán nuestras almas, pero sea de lo que sea, la suya es igual a la mía, y en cambio la de Eduardo es tan diferente como el rayo lo es de la luz de la luna, o la nieve de la llama..."

Agnes Grey, de Anne, 1853.


 " Imposible describir la frescura y pureza del aire. Ninguna otra cosa se movía, ningún otro ser a la vista, solo yo. Mis pisadas eran las primeras que hollaban aquella arena virgen; ninguna señal sobre ellas desde que la última marea borrara las marcas más profundas del día anterior, y la dejara lisa y uniforme, salvo en las partes en que el agua había dejado algunos charcos y pequeños arroyos. Refrescada y vigorizada por la brisa, feliz, caminaba por la playa, olvidando todas mis preocupaciones, como si mis pies tuvieran alas y pudiese caminar cuarenta millas sin fatiga, y experimentando una sensación de entusiasmo que no recordaba desde los días de mi juventud. "




Cumbres borrascosas

miércoles, 17 de mayo de 2017

DÍA DAS LETRAS GALEGAS: CARLOS CASARES


¡Qué miseria!, diría mi madre. Intentando hacer una entrada para este día, me encontré con que solamente tengo un marcapáginas dedicado a Carlos Casares, que ya ha subido Marisa en su entrada; así que muestro otros del autor (que tienen ya unos años) al que se dedica hoy este día.


 "Monólogo" de Vento Ferido, 1967

Se se cabrea que se cabree. A min que. Aguanto i adiós. Vaime matar ou que. Se se cabrea, ala, a beber, a beber i a cantar ou que. Xa sei o conto. Nada de berros nin barullos. Conozo ben o choio. Nin siquera me di borracho, non, ela ben sabe. Abóndalle ai, meu Dios, ai, meus filliños, ela ben sabe. Se se cabrea que se cabree. Ás doce e media non me meto eu na casa. Non me meto non ou que. Vou estar de oito a oito dando clases e logo nada, non, home, non. Veña, que se cabree. Ai, meus filliños, ai, ai que estou canso. Porque un home pódese cansar e despois, bueno, é millor calar porque me estou cansando de ter aí, no primeiro banco ó fillo do Chevrolet, con cara de touciño, porque me estou cansando e un día ponse de rodillas sen máis porque me dá a gana porque estou canso de ver a cara de parvo que ten, que parece un apalominado, me cago nil, que burro, si, que burro, que lle vou decir ó Chevrolet que o poña a cavar ou que o meta nun comercio, que o raparigo non sirve, que é tatexo e non me sabe dividir por decimais, cara de touciño, cara de non sei que que ten o porco ise. E se se cabrea, tamén me cabreo eu, que xa está ben de apandar ou que, que non vai ser sempre día de santo entroido. Veña, que se bebo é á miña conta, que non lle pido a ninguén e se lle pido, millor que se pides, prestan ó oito, que xa podes ter á muller pra dar á luz, que non hai volta, quince mil e ó oito e se non che convén, ós morcegos, a papar vento, que bastante favor din que che fan, que se expoñen, que os recibos ó fin non serven pra nada, que non che van quitar a pel ou que inda que findes na cadea eso non importa, que con ir un á cadea eles non cobran e que se che embargan, o embargo non val o que tiñan que cobrar, que se me cabreo vou coller o vaso e vouno escachar contra o chau e se quero non deixo un vaso san que xa veremos como me arranxo en xaneiro que me vén o quinto en camiño e aínda que traia o pan debaixo do brazo o pan heino mercar eu, ou que. E a algún voulle mandar o vaso á cabeza, que de min  non se ri ninguén nin naceu fillo de nai que me bata; que me estou cansando e vai ser ela, que me estou cansando e cando me canso non respondo, que xa está ben ou que, tanto mirar de esguello ni niño muerto, tanto mirar así, como se non foras xente ou como se non tiveras ollos, que moitos pensan que un é parvo coma o fillo do Chevrolet, que ten cara de touciño, que algún vaise acordar da nai que o pariu. E se lle toca ó fillo do Chevrolet, tócalle, que ten o ángulo facial obtuso de dez grados. Anda, anda, pinta, parvo, pinta un ángulo recto, que non sabes o que é, home claro que non sabes, home claro que non sabes porque tés o ángulo facial obtuso de dez grados, ai, ai, ai, que non o sabes, que ninguén sabe nada, ai, meus filliños, ai, van rematar parvos por falta de vitaminas D ou C e o fillo do Chevrolet e os cen mil fillos de San Luís e os mil lapós de lonxe,da Laponia, do frío, que din que si, que si-se-ñor, que todo está ben, que todo vai ben, que si, que si-señor, e aplaudir así:  plaf,  plaf, plaf, todos, que aplaudan todos, que todo o mundo aplaude, que hai que aplaudir, si, si, si-señor, que a ver se pensan que un é parvo ou que, que un somentes come touciño ou que, ou que un as pasa negras, negrísimas, sen decir que se pasan negras, negrísimas, porque está millor visto decir que se pasan brancas, ai, que se me abre a boca, a... que teño sono, soneiro, sonámbulo, sonámbulos todos, todos: eu e o taberneiro e as vírxenes de oitenta anos histérico sonámbulo perdidas e os perdidos, sonámbulos tamén, ai, sonámbulos os meus filliños, ai, que meu home é un perdido, pero non o di, eso non o di, ai, que non o di, que non o di, frere xaque din, din don, que non o di que non o vin, pero dixéronme que si: gallegos y animales ou algo así, o carteliño da estación de Madri i i i, Pi i i i, que estou trompa e que, se son de provincias e que, porque ó millor non somos xente e temos o ángulo facial obtuso e falta de vitamina D, algún vaise acordar de min e do chotis e agora voume porque quero e non me manda ninguén porque son y son y son unos fanfarrones faraones, ones, ós, millós, que son cousas da fonética, ai, ai, ai, a fonética, ética, estética, dietética, cosmética. Voume. Unha, dúas, tres...

  "Monólogo" de Vento Ferido, 1967


VERSIÓN MUSICAL DO "MONÓLOGO" 
(Clicad en el enlace. A ver qué os parece)



martes, 16 de mayo de 2017

lunes, 15 de mayo de 2017

VENIDOS DE MÉXICO


Con mi agradecimiento a Morandeira. Esta es una pequeña muestra de la sorpresa recibida (dos sobres grandes repletos de marcapáginas)

Troquelados:




 Del Festival de Cine de Guadalajara:


De obra de teatro con reverso Salamandra:

De librerías:




De editoriales:



Y otros:




domingo, 14 de mayo de 2017

MERCAT DEL LLIBRE DOMINICAL DE SANT ANTONI: SERIE PUZLE VI


Con mi agradecimiento a Javier Selva Morejón, que siempre se acuerda de mí.

 Puzle de 5 marcapáginas

Marcapáginas de Sant Jordi 2017.

   Desde hace casi 100 años, cada amanecer de domingo decenas de paradistas despliegan su ajuar de libros, coleccionables, cromos, películas, música y demás reliquias. Heredero de la Fira de Bellcaire, este mercado comenzó por el 1920 como un reconocimiento a la intelectualidad de la época y como una valiente defensa de la cultura y la libertad de expresión en el contexto franquista de entonces, pues clandestinamente buscaban, compraban y vendían todo el saber que prohibía la dictadura.
Con la inauguración del mercado modernista de Sant Antoni, las primeras paradas de libros se instalaron en él, consagrándose oficialmente como el Mercat Dominical de Sant Antoni en 1936.

Texto y fotografía de la página "Un buen día en Barcelona"

Libros - Mercat Dominical de Sant Antoni

lunes, 8 de mayo de 2017

¿QUIÉN VIENE ESTA NOCHE?




   Marcapáginas de un cuento sobre el Ratoncito Pérez, que se jubila; por lo cual es sustituido por sus tres hijos.
    El Ratoncito Pérez existe.... (por si alguien lo dudaba)